La teoría de las ventanas rotas.

Muchas veces se sorprenden cuando dentro mis análisis utilizo esta teoría.

Dado que quizás algunas personas desconozcan su origen,  os dejo un extracto directo del artículo. Sin que sirva de precedente.
Mas que nada porque me hartan todos esos post llenos de datos intrascendentes que al final no dicen nada.

Ventanas Rotas de James Q. Wilson y George L. Kelling, que apareció en la edición de marzo de 1982 de The Atlantic Monthly.

“Consideren un edificio con una ventana rota. Si la ventana no se repara, los vándalos tenderán a romper unas cuantas más. Finalmente, quizás hasta irrumpan en el edificio; y, si está abandonado, es posible que lo ocupen ellos y que prendan fuego dentro.
O consideren una acera o una banqueta: se acumula algo de basura; pronto, más basura se va acumulando; con el tiempo, la gente acaba dejando bolsas de basura de restaurantes de comida rápida o hasta asaltando coches.”

1497229_M

Introducida la idea, pasamos al porqué de aplicar esta teoría.

Durante mucho años gran parte de la planta hotelera de Lloret de Mar tenía verdaderos cementerios de yeso, hierro y cemento rodeando sus instalaciones o incluso dentro de sus estructuras.
Mi experiencia me ha permitido visitar decenas de ellos.

Grandes hoteles que habían variado la entrada y habían dejado zonas muertas de accesos pasados, esqueletos metálicos de antiguos letreros o terribles muros que delimitaban sus edificios.
Mantenimiento justo, espacios desolados abandonados en mitad del paso del cliente, zonas de empleados dignas de películas de terror, balcones desconchados…
Nos hacemos una idea verdad?

La teoría de las ventanas rotas me ayuda a comunicar que si a nuestros clientes y empleados le damos ventanas rotas, quizás lleguen a la conclusión que a nadie importa que esas ventanas estén rotas.

Las zonas de paso, las zonas comunes y exterior de tu hotel dice mucho de él.

Que si, que cualquier pirado puede romperte el macetero que te ha costado 500 euros y es monísimo, deja en un cajoncito ese pensamiento oportunista y piensa en tu marca.

Cierto es que todo esto esta cambiando, me alegro muchísimo! Pero almas de cántaro, se olvidan de la diferenciación y sobretodo, de las tendencias.
El mundo cambia a pasos agigantados, lo eco y renovable se lleva, el vender destino se lleva, el hacer marca se lleva, no hablamos solo de reformas.

Reparar las ventanas, se lleva.

********

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s